HELLER – Maquinaria

¿Qué es una cizalla eléctrica?

cizalla electrica

La cizalla es una herramienta que se emplea para realizar cortes verticales sobre distintos materiales. Hoy en día es posible encontrar distintos tipos de cizallas, como la manual o la cizalla eléctrica, llamada también motorizada. Estas últimas permiten el corte de metales de gran espesor, por lo que se emplean ampliamente en los talleres de mecanizados.

¿Cizalla eléctrica o manual?

Para el corte de metales es posible utilizar las cizallas eléctricas, pero también las manuales. La diferencia entre estas dos herramientas radica en el espesor que pueden cortar; así, la cizalla manual se destina para hacer cortes a placas de metal de poco espesor, como madera, plástico y hasta papel. Por su parte, la cizalla eléctrica se emplea para el corte de láminas de metal gruesas.

La cizalla eléctrica es manual, puesto que es el operario quien debe realizar el corte de una pieza según las necesidades de mecanizado; sin embargo, las cizallas manuales pueden no ser eléctricas. Resulta confuso, pero para ello te hablaremos de los distintos tipos de cizalla que existen hoy en día. Además, también debes saber que la cizalla es una herramienta eléctrica y manual para el corte de láminas de metales ferrosos y no ferrosos.

Este tipo de herramientas trabajan gracias al principio del cizallamiento, que es un principio similar al que emplean las tijeras con las que se puede cortar sin gran esfuerzo. Por otra parte, las cizallas eléctricas se utilizan en la industria para que el corte de los metales sea rápido y muy eficaz, pues solo toma unos minutos realizar los cortes; eso sí, es importante especificar que el corte que se hace con una cizalla no es perfecto y puede haber irregularidades en los bordes. Este tipo de máquinas suelen destinarse para hacer cortes rápidos.

Tipos de cizallas

Por su uso, las cizallas pueden clasificarse en manuales y automáticas y reciben diferentes nombres:

  • Esquiladora
  • Podadora
  • Cizalla de metal, que puede realizar cortes sobre superficies delgadas de metal y pueden ser de corte recto, curvado hacia la izquierda y curvado hacia la derecha.
  • Cizallas circulares, que funcionan con un motor eléctrico y se destinan para el corte de piezas circulares y anillos. Son ideales para cortar aluminio, bronce, latón y acero dulce.
  • Jaws of life, que puede accionarse con bomba hidráulica manual o con un motor.
  • Cizalla industrial, que se trata de una máquina herramienta de gran tamaño que cuenta con una cuchilla que permite hacer cortes verticales. Utiliza un motor eléctrico para aumentar la presión de corte.
  • Eléctrica, para el corte de chapas o láminas de metal con cierto grosor.

Principio de cizallamiento

Todas las cizallas, manuales y eléctricas, tienen el mismo principio de funcionamiento que se denomina cizallamiento. Estas herramientas cuentan con dos cuchillas que se juntan presionando con fuerza la superficie hasta romperla y separarla en dos; de ahí que se dice que las cizallas funcionan de forma similar a la que lo hacen las tijeras.

Los resultados al utilizar la cizalla son más irregulares que si se hace el corte con una máquina herramienta especializada, pero las cizallas se emplean por su rapidez y la facilidad de uso. Y es que la presión que se necesita para poder cortar el metal se puede obtener al ejercer palanca entre el brazo fijo de la herramienta y el brazo movible. En las cizallas manuales, al contrario que en las eléctricas, el movimiento de ascenso y descenso para obtener presión lo hace un operario.

¿Cómo funciona la cizalla eléctrica?

En la cizalla eléctrica, la fuerza necesaria para cortar se obtiene a través de un motor mecánico o hidráulico y los cortes, dependiendo del modelo de la cizalla, pueden realizarse en recto o ángulo. Pero las cizallas eléctricas, pese a tener el mismo principio de funcionamiento, se caracterizan por tener una estructura diferente a la de las cizallas convencionales.

Estas herramientas son pequeñas, portátiles en su mayoría y están formadas por dos cuchillas entre las que se coloca la pieza de metal a cortar. Lo más recomendable es sujetar la pieza a una mesa de trabajo, utilizando alguno de los sistemas de sujeción y amarre para que realizar el corte sea fácil para el operario. Una vez que se ha introducido la lámina de metal entre las partes de la cizalla eléctrica, se acciona el motor de la herramienta y se desliza la cizalla sobre la superficie de la pieza a cortar, como si se estuviera utilizando una tijera para cortar tela, por ejemplo. Es importante recordar que los bordes son irregulares y que puede necesitarse el mecanizado de los mismos por otros métodos como la abrasión.

Dependiendo del modelo y la marca de la cizalla eléctrica, esta puede requerir de cables y conexión a la corriente eléctrica o ser totalmente portátil y cargarse por métodos especificados por el fabricante. Es recomendable que la cizalla eléctrica la utilice personal cualificado, pues uno de los principales riesgos de esta herramienta son los cortes o amputaciones; además, es aconsejable utilizar protección como guantes y tapones para los oídos.