HELLER – Maquinaria

Prensa de banco o tornillo de banco

prensa de banco

La prensa o tornillo de banco es una herramienta de sujeción muy útil en todos los talleres de mecanizado, carpintería y labores de bricolaje. Se trata de un dispositivo que permite sujetar una pieza a mecanizar de manera provisional y de forma muy segura.

¿Qué es un tornillo de banco?

El tornillo de banco es una herramienta indispensable en los talleres por los beneficios que ofrece. Este se utiliza para inmovilizar piezas sobre las cuales se realiza un trabajo y, de esta manera, poder hacer el mecanizado de forma eficiente y segura. Los tornillos de banco o prensa de banco están formados por dos mordazas paralelas, una fija y otra móvil. Esta se desplaza hacia adentro y hacia afuera cuando se hace girar un tornillo y una palanca.

La prensa de banco se coloca fija sobre la mesa de trabajo para poder realizar la sujeción del objeto y poder realizar múltiples mecanizados sobre el mismo: taladrado, cepillado, corte, serrado, etcétera. Por su eficiencia, la prensa de banco puede utilizarse en distintos sectores industriales como la metalmecánica, la construcción, cerrajería, carpintería, etcétera. Como es muy fácil de utilizar, también se recomienda para los aficionados al bricolaje.

La función principal del tornillo de banco es mantener sujeta la pieza dentro de sus mordazas; esta pieza se mantiene de forma fija, estable y segura. Con ello, realizar el mecanizado de la pieza será mucho más fácil que si se sujeta solo con la mano. Además, la prensa de banco aporta seguridad para el operario, pues reduce el riesgo de accidentes en operaciones de corte y con sierras manuales.

Funcionamiento de la prensa de banco

La prensa de banco tiene un funcionamiento bastante simple. Está formada por una base, que es la que permite ajustar la prensa a la mesa de trabajo a través de uno o varios tornillos especiales. Además, se compone de las dos mordazas paralelas que, al accionarse, funcionan en conjunto para poder sujetar fuertemente el objeto y mantenerlo en su sitio.

Una de las mordazas del tornillo es fija y se mantiene unida a la base y a la mesa, que forman el conjunto estacionario de la herramienta. Por su parte, la mordaza móvil es la que realiza los desplazamientos para abrir o cerrar la prensa y ajustarla en función del objeto a mecanizar. Por otra parte, los tornillos de banco están formados por un tornillo roscado que se conecta a las mordazas y atraviesa el cuerpo de la prensa de banco. Este tornillo se mueve accionado por una manivela o palanca que se coloca en el extremo exterior de la herramienta.

Cuando se gira dicha manivela, entonces se ejerce una presión a través del tornillo. Es la que mueve la mordaza superior o móvil. Cuando se hace el giro en el sentido contrario a las agujas del reloj, la mordaza movible se aleja de la mordaza fija (se abre) y permite la apertura del espacio entre ellas. Cuando la palanca se gira en el sentido del reloj, entonces la mordaza móvil se cierra. Gracias a este movimiento es posible ajustar dichas mordazas sobre la superficie de la pieza y sujetarla con firmeza.

Tipos de prensa de banco

Hoy en día es posible encontrar dos tipos diferentes de tornillo de banco que se ajustan a las necesidades de mecanizado del taller o fábrica. Estos pueden ser portátiles y permanentes o fijos. Los tornillos de banco portátiles, como su nombre indica, pueden moverse y ser acoplados a diferentes superficies y mesas de trabajo. El mecanismo de ajuste a dichas superficies es bastante rápido y sencillo.

Los tornillos de banco permanente, al contrario, se ajustan sobre la mesa de trabajo de forma fija y estable. Estas son las herramientas más utilizadas porque gracias a ellas es posible realizar la sujeción de objetos de gran peso y volumen. Con ellos no existe el peligro de que el objeto o el tornillo se deslicen sobre la superficie de trabajo, poniendo en riesgo al operario y los resultados de mecanizado.

Además de la clasificación según la sujeción de la herramienta, los tornillos de banco pueden ser de fundición y de acero forjado. Los de fundición son las herramientas más económicas, pero tienen la desventaja de ser bastante más frágiles y no soportan grandes presiones ni golpes fuertes. Por eso se recomiendan para labores de bricolaje o trabajos más sencillos. Los tornillos de acero forjado son profesionales y son los más utilizados en talleres de mecanizado, fábricas y grandes industrias.

Partes

Los tornillos de banco, sin importar si son fijos o portátiles, están provistos de los mismos elementos:

  • Dos mandíbulas. Estas son la parte más característica de esta herramienta y se llaman mordazas, pues son las que sujetan la pieza a mecanizar.
  • Base perforada. La base es la que permite que se atornille la herramienta a la mesa de trabajo.
  • Guía. Permite el desplazamiento de la mandíbula móvil de la prensa de banco.
  • Palanca. Esta parte atraviesa el husillo y lo hace girar.
  • Husillo roscado. Es el mecanismo que permite abrir y cerrar la prensa de banco.
  • Yunque. Estructura firme del tornillo, es el cuerpo del mismo y permite que se golpeen piezas sobre él.