HELLER – Maquinaria

¿Qué es el torno de precisión?

torno-precision

El mecanizado de precisión permite eliminar material de la superficie de una pieza durante la etapa de acabado de tolerancia. Este tipo de procedimiento puede realizarse utilizando distintas máquinas herramientas como la fresadora y el torno de precisión, así como por descarga eléctrica. La mayoría de las máquinas que realizan esta operación, están equipadas con el control numérico computarizado CNC.

Mecanizado de precisión

El mecanizado de precisión se emplea en distintas industrias, como la metalmecánica, pero también es muy usado para la elaboración de piezas del sector aeroespacial. En el ámbito de la metalmecánica, muchas piezas utilizan este tipo de mecanizado, que se aplica indistintamente sobre superficies de metal, aluminio e incluso madera. 

Para poder realizar el mecanizado de precisión es indispensable contar con un operario altamente cualificado. Y es que en las máquinas de precisión, la herramienta de corte sigue un movimiento en las direcciones que han sido especificadas; esto permite realizar cortes muy precisos. Las máquinas equipadas con esta funcionalidad, al igual que otras máquinas CNC, siguen una velocidad de corte, que es el movimiento primario; por su parte, la pieza a trabajar sigue el movimiento secundario. Si estos dos movimientos se sincronizan y se hacen de forma adecuada, se dice que la máquina de precisión funciona correctamente.

Pero no solo se requiere que los operarios estén cualificados y la máquina funcione en perfectas condiciones, antes de colocar la pieza en el plato de amarre, es necesario que se haga el diseño y programación necesarios. El mecanizado de precisión requiere que se sigan planos muy específicos elaborados por el software CAD (que es el diseño asistido por computadora); y que después se emplee el programa CAM (fabricación asistida por computadora).

Pero, ¿por qué el CAM y el CAD juegan un papel fundamental para el mecanizado de precisión? Gracias a estos programas es posible realizar diagramas y esquemas tridimensionales muy minuciosos que son necesarios para que la herramienta de corte pueda mecanizar piezas muy complejas. 

¿Qué es un torno de precisión?

El torno es la primera máquina herramienta que se inventó y con los años ha ido evolucionando, adaptándose a las nuevas tecnologías y a las necesidades de mecanizado. Esta máquina tiene un principio de funcionamiento muy sencillo, pues la pieza gira sobre su propio eje de rotación y se acerca a la herramienta de corte para realizar las distintas operaciones que un torno puede llevar a cabo: corte, lijado, moleteado, taladrado, etcétera. 

En el mercado es posible encontrar distintos tipos de tornos, uno de ellos es el torno de precisión. En estas máquinas es posible trabajar múltiples materiales como metal, acero, bronce, vidrio e incluso plástico. Según el diseño que se quiera dar a la pieza, la máquina utilizará las herramientas de corte que sean necesarias. Gracias al mecanizado de precisión, es posible que durante el proceso se sigan dimensiones muy exactas; por esta razón este método se emplea para trabajar piezas muy complejas. 

Los tornos son utilizados ampliamente en los talleres gracias a su versatilidad. Con ellos no solo se pueden crear piezas muy complejas, sino crear hélices, superficies planas, sólidos de revolución, tornillos, tacos, etcétera. El torno de precisión realiza un mecanizado por arranque de viruta, como todos los otros tipos de tornos que existen.

Beneficios del torno de precisión

El torno de precisión aporta grandes beneficios en los talleres de mecanizados. Para empezar, este tipo de máquinas herramientas hacen posible saltarse el proceso de rectificado del acabado de las piezas; esto permite que se reduzca el tiempo de producción. Además, dependiendo de la máquina que se emplee, es posible alcanzar precisiones de entre 0,4 y 0,5 micras. Dentro de las múltiples industrias en las que se emplea el mecanizado de precisión, es importante que las piezas tengan una precisión mínima, algo que no se puede conseguir con un torno convencional.

Por otra parte, los tornos de precisión permiten el mecanizado de distintas formas y requieren medidas y formas geométricas muy precisas (redondas, cilíndricas, rectas o esféricas). Además, gracias a un torno que admite el mecanizado de precisión, se producen menos rugosidades que las que se obtienen en los tornos convencionales. 

El torno de precisión también admite materiales de gran dureza como aleaciones de acero, así como acero para rodamientos, herramientas de trabajo en frío, acero rápido, etcétera. Esto hace que sean empleados en distintas industrias; además de que estas herramientas trabajen de forma rápida, permiten la producción de piezas en serie y con resultados mucho más precisos de los que se obtienen en otros tipos de tornos.

Por último, es destacable que estas máquinas herramientas requieren la mínima intervención humana, por lo que un mismo operario puede atender distintas máquinas a la vez (siempre que funcionen por CNC); la velocidad de producción aumenta, se acortan los plazos de entrega y, en consecuencia, se reducen de los costes de producción.