HELLER – Maquinaria

¿Qué es un compresor insonorizado?

Compresor insonorizado

Los compresores de aire son muy útiles en las diferentes industrias, pues permiten obtener aire comprimido de forma fácil y eficaz. Sin embargo, muchas de estas máquinas tienen un pequeño inconveniente: los niveles de ruido que hacen y que supone una desventaja sobre todo si se necesita trabajar con el compresor durante largos períodos de tiempo. Una de las alternativas es el compresor insonorizado, que permite reducir el nivel de ruido.

Características del compresor insonorizado

Como su nombre indica, el compresor insonorizado, llamado también silencioso, se utiliza en lugares donde se desee reducir el nivel de ruido ocasionado por un compresor de pistón. Este tipo de compresores se recomiendan, particularmente, en ambientes de trabajo donde el compresor debe operar durante períodos de tiempo continuados en un mismo día. El sonido que hace el compresor de pistón tradicional puede suponer una molestia para los operarios, de ahí la importancia de utilizar un compresor insonorizado.

Así, el objetivo principal de esta máquina es generar aire comprimido sin generar ruido excesivo. Aunque no lo parezca, el ruido suele ser un problema al momento de trabajar, particularmente si se prolonga durante horas todos los días. Pero ya no se trata únicamente de fábricas o talleres, sino también en otros espacios como hospitales y consultorios de odontología e incluso, centros veterinarios y hasta en viviendas habitacionales.

La principal característica de un compresor insonorizado es su motor, que como cuenta con pocos decibelios, en consecuencia no emite ruido.

El ruido y los compresores de aire

Como ya hemos adelantado, uno de los grandes inconvenientes de los compresores de aire es el ruido que emiten. No solo resulta molesto, sino que, a la larga, una exposición prolongada puede suponer un daño para el oído. Cuando el compresor alcanza ciertos niveles (decibelios), es más que necesario que los operarios utilicen protecciones auditivas.

Dentro de los distintos tipos de compresores de aire, el de pistón es el que más ruido emite; el de tornillo, por su parte, resulta menos silencioso que el de pistón. La exposición prolongada a ciertos volúmenes de sonido puede desencadenar la pérdida de audición. Cuando el ruido alcanza los 85 decibelios y es constante, es momento de proteger los oídos. En el caso de los compresores de aire tradicionales, pueden alcanzar estos niveles y superarlos.

¿Por qué comprar un compresor insonorizado?

Los compresores tradicionales generan mucho ruido que resulta molesto y, a la larga, puede ser dañino para el oído humano. Los compresores insonorizados, por el contrario, no ocasionan este ruido y en esto radica su principal beneficio. Una de las preocupaciones de los usuarios es si los compresores insonorizados tienen la misma potencia que los tradicionales, como el de pistón, al igual que se preguntan si son capaces de realizar las mismas tareas con igual eficiencia.

Sin duda, otra de las ventajas de estos compresores es que no solo respetan los niveles máximos de ruido permitido, sino que también aportan un alto rendimiento, equiparable al de los compresores tradicionales. En el mercado es posible encontrar distintos tipos de compresores insonorizados que pueden diferenciarse por el tamaño y si necesitan o no lubricante de aceite.

Otros beneficios de este tipo de compresores es que no generan olor ni ocasionan manchas y permiten trabajar con mayor libertad y comodidad, pues el operario no requerirá utilizar tapones para los oídos o cascos.

Tipos de compresores insonorizados

Por su tamaño y aspecto, el compresor insonorizado puede dividirse en dos. Es posible encontrar compresores con forma de estación en el que los componentes se encuentran dentro de una especie de cabina metálica; también hay compresores insonorizados pequeños con un calderín visible y con los componentes dentro de una cabina metálica. Algunos de estos llevan ruedas y pueden transportarse fácilmente.

Si te preguntas cómo se consigue la insonorización del compresor, es importante destacar que esto no solo se debe al motor que produce menos decibelios, sino a los paneles en los que se albergan los componentes del compresor, es decir, la cabina metálica. En ella, las paredes se encuentran recubiertas por paneles fonoabsorbentes.

Paneles fonoabsorbentes

Fonoabsorbente quiere decir que es capaz de absorber el sonido, pero no es igual que el aislamiento acústico; se trata de dos conceptos diferentes. Los materiales con los que se crean los paneles fonoabsorbentes pueden transformar en calor una parte de la energía acústica que se encuentra en ellos. De esta manera, los fonoabsorbentes amortiguan los sonidos transmitidos por el aire. La cantidad de ruido que son capaces de absorber depende de la densidad y espesor de estos paneles.

Los paneles fonoabsorbentes presentes en los compresores insonorizados no solo ayudan a reducir el nivel de ruido, sino que también reducen el efecto de reverberación, que es el responsable de que el sonido permanezca durante un tiempo después de que deje de emitirse la fuente original del mismo. Sin duda, en un taller de mecanizados o en una fábrica, no interesa que el sonido del compresor reverbere durante mucho tiempo; por el contrario, lo que se desea es suprimir este sonido, pues es molesto y monótono.

Para que un compresor insonorizado sea bueno, los paneles fonoabsorbentes deben estar elaborados con materiales elásticos y con celdas abiertas. Como ejemplo, podemos citar al poliuretano y al poliéster.